No classes, no stress

5 consejos relajados para mejorar tu inglés en verano

26 de julio 2018


¡Que el cartel de ‘cerrado por vacaciones’ no te detenga!


Si quieres seguir mejorando tu inglés desde casa (o desde la playa, la piscina o el camping) y seguir sintiendo que estás de vacaciones,  aquí tienes unos sencillos consejos para lograrlo. Let’s go!

  1. Piensa en inglés.

Parece una pérdida de tiempo pero es un recurso muy útil. Dedica un tiempo en el día a pensar en inglés: mientras recoges tu habitación, mientras vas de camino a casa de un amigo, mientras preparas la cena o piensas en lo que tienes que hacer mañana. En la tranquilidad de tu mente, las frases y la buena pronunciación aparecerán más fácilmente y estarás ganando en estructuras y fluidez.

  1. Escucha a los demás y escúchate.

Tener un amigo con quien practicar en inglés es estupendo, pero no siempre es posible. Si tienes esa suerte, mantened pequeñas conversaciones en el chiringuito o mientras paseáis al perro. ¡Todo vale para practicar! Si no es el caso, escucha canciones o ve vídeos cortos que te motiven en Youtube. Luego puedes probar tus progresos cantando o repitiendo las palabras más difíciles de pronunciar.

  1. ¡Repasa de vez en cuando!

Es bueno que vayas anotando los errores más comunes, los fallos de pronunciación más típicos, aquellas palabras que más te cuesta recordar… Tener tu propia lista te ayudará a autocorregirte e identificar tu punto débil.

  1. Usa la tecnología a tu favor

Tu Smartphone puede ser una pérdida absoluta de tiempo o la herramienta más útil jamás inventada. Gracias a Internet, hoy puedes encontrar fácilmente aplicaciones de vocabulario para móviles (Oxford English Vocabulary Trainer o Vocabulary Trainer), videojuegos tipo scape room con instrucciones en inglés (empieza con la App The Room), chats (como Coeffee Learning, WeSpeke y PenPal World) donde conversar en inglés con personas que tengan intereses comunes a los tuyos o buscar textos con contenido específico que quieras mejorar. ¡El conocimiento está en tus manos!

  1. En la variedad está el truco.

Para no aburrirte, cambia de herramienta: hoy un par de canciones, mañana un episodio en Netflix, pasado un texto que te interese, al siguiente una conversación con un amigo, etc. ¡Que aprender inglés no sea una imposición aburrida pero sí una rutina flexible!

 

Por supuesto, como consejo top: ¡Saca el inglés a tu vida real! Quitémonos la vergüenza y practiquemos el idioma face to face. El verano es una época magnífica para viajar o simplemente hacer nuevos amigos de habla inglesa en las playas o de festival en festival. Cuando algo se experimenta y se disfruta, se aprende mejor y se recuerda más. You can do it, so do it!  Nosotros te esperamos en septiembre con nuestros cursos, cuando aprender en la playa ya no resulte tan atractivo. Happy summer! 😉

Deja un comentario